Pokémon es una de esas sagas de videojuegos que se ganó un hueco en nuestro corazón hace años y que aún permanece en este rinconcito de nosotros. Algunos pokémon son clásicos y realmente conocidos, como Charizard o Pikachu, por ser prácticamente los protagonistas con grandes habilidades, pero también hay otros famosos por su aparente inutilidad, como es Magikarp. De ahí viene este nuevo juego de Nintendo, Magikarp Jump.

Este pokémon, cuya característica principal es que sus ataques no hacen nada, es el protagonista de este nuevo juego casual, de un estilo muy amigable y con un toque de humo algo extraño.

Magikarp Jump

No es el primer juego de la empresa nipona, y aunque algunos han destacado notablemente (véase Pokémon Go), muchos creen que no han conseguido acertar del todo con ninguna de sus apuestas, ya que han cometido bastantes errores en el camino. Aunque es posible que esto cambie y que Magikarp Jump sí sea realmente un acierto, algo que se identifica con lo que Nintendo siempre nos ha ofrecido.

Se trata de un juego amigable y que nos da diversión, como siempre hizo Nintendo. Desde el primer minuto de juego nos sentimos inmersos en una interfaz autentica de Nintendo, donde ya hemos estado antes y donde estamos a gusto jugando.

El objetivo de este juego es realmente sencillo, somos un entrenador al que le encantan los Magikarps, y estamos en una ciudad que piensa igual que nosotros donde encontramos una liga única para este pokémon. Aquel Magikarp que más salto llegue es aquel que gana, y aunque parece algo simple, tenemos que capturar nuestro propio Magikarp, llevarlo a otras ligas e incluso darle de comer. Lo que tenemos que hacer es, literalmente, criarlo.

Magikarp Jump

A medida que vamos ganando eventos nuestros Magikarps suben de nivel, y cuando llegan a un nivel máximo se retiran y debemos conseguir nuevos. Otra cosa realmente atractiva del juego es que está repleto de humor, aunque sean chistes realmente malos. E incluso puedes llegar a quedarte sin tu gran Magikarp, ya que además de jubilarse también pueden “morir”.

Podemos encontrar a un Pidgeotto hambriento, un Voltorb con ganas de caña o cualquier otro desastre que puede acabar destrozando a tu Magikarp, incluso evolucionar a Gyarados (un pokémon que no puede entrar en las ligas 😉)

Hay diferentes tipos de Magikarps, cada uno de un color o con un patrón de colores y manchas diferentes. Tenemos incluso una Motidex, una especie de Pokedex que registra todos los tipos de Magikarps que encontramos. Se trata de un juego realmente completo en un objetivo tan sencillo como divertido.

Magikarp Jump

Podemos descargar Magikarp Jump gratis desde Google Play, ya que se trata de un freemium que tiene compras incorporadas. Aunque dichas compras nos ayudan a mejorar más rápido, son totalmente opcionales y no necesarias para pasar horas de diversión con nuestro teléfono. Es un juego muy recomendado para desconectar en nuestros momentos libres.

NO COMMENTS

Deja un comentario